Show simple item record

dc.contributor.authorBeitia, Francisco J.
dc.contributor.authorPérez-Hinarejos, Marta
dc.contributor.authorSantiago, Sandra
dc.contributor.authorGarzón-Luque, Eva
dc.contributor.authorTarazona, Ignacio
dc.contributor.authorFalcó, José Vicente
dc.date.accessioned2020-01-28T12:58:40Z
dc.date.available2020-01-28T12:58:40Z
dc.date.issued2007es
dc.identifier.citationCrespo, F. J. B., Pérez-Hinarejos, M., Santiago, S., Garzón, E., & Tarazona, I. (2007). Control biologico con parasitoides. Levante Agrícola: Revista internacional de cítricos, (385), 145-150.es
dc.identifier.issn0457-6039
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/20.500.11939/6297
dc.description.abstractmediante el uso de parasitoides puede considerarse, en general, uno de los métodos de control de plagas más aconsejable en un Manejo Integrado de Plagas (MIP). Sin embargo, en el caso de la mosca mediterránea de la fruta, Ceratitis capitata (Wiedemann, 1824), no ha sido tradicionalmente uno de los métodos destacados en el control poblacional de esta plaga, debido en parte a la falta de parasitoides específicos del insecto que puedan ejercer un buen control poblacional del mismo (Del Pino, 2000). Además, según Wharton (1989), el control biológico ha sido tradicionalmente considerado inapropiado para mantener las poblaciones de cualquier especie de mosca de las frutas por debajo del umbral económico de daño. Sin embargo, el intento de aplicación de programas de control biológico clásico tiene una larga historia en la lucha contra las poblaciones de esta especie de mosca de la fruta. El primer intento de aplicar el control biológico en el caso de C. capitata data del año 1902, cuando el insecto se convirtió en el principal problema fitosanitario en Australia-Oeste y se introdujeron especies foráneas de parasitoides. Los mejores resultados en el control biológico del díptero se han obtenido en Hawai, gracias a las introducciones de parasitoides que comenzaron en 1913 con los trabajos del italiano Silvestri y, ya más recientemente (años 90), a los intentos de una lucha biológica centrada en el aumento poblacional del parasitoide Diachasmimorpha longicaudata (Ashmead) y otras cuatro especies de himenópteros de la familia Braconidae establecidas en las Islas (Headrick y Goeden, 1996). Diversas especies establecidas en Hawai son el resultado de casi 100 años de búsqueda alrededor del mundo (Headrick y Goeden, 1996)
dc.language.isoeses
dc.publisherEdiciones y promociones LAVes
dc.titleControl biológico con parasitoides
dc.typearticlees
dc.authorAddressInstituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), Carretera CV-315, Km. 10’7, 46113 Moncada (Valencia), Españaes
dc.entidadIVIACentro de Protección Vegetal y Biotecnología
dc.identifier.urlhttps://www.edicioneslav.es/categoria-producto/levante-agricola/es
dc.journal.issueNumber385es
dc.journal.titleLevante Agrícolaes
dc.page.final150es
dc.page.initial145es
dc.source.typeelectronicoes
dc.subject.agrisH10 Pests of plantses
dc.subject.agrovocBiological controles
dc.subject.agrovocParasitoidses
dc.type.hasVersionpublishedVersion


Files in this item

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record