Show simple item record

dc.contributor.advisorTena, Alejandro
dc.contributor.advisorUrbaneja, Alberto
dc.contributor.advisorSelfa, Jesús
dc.contributor.authorPérez Rodríguez, Jesica
dc.date.accessioned2020-03-30T11:05:47Z
dc.date.available2020-03-30T11:05:47Z
dc.date.issued2020es
dc.identifier.citationPérez Rodríguez, J. (2020). Reducing the impact of the two invasive pests, Delottococcus aberiae (De Lotto)(Hemiptera: Pseudococcidae) and Trioza erytreae (Del Guercio)(Hemiptera: Triozidae), by strengthening sustainability and biological control in Mediterranean citrus. (Ph. D. Thesis). Universitat de València. Valencia, Spain.es
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/20.500.11939/6352
dc.description.abstractActualmente, el control biológico es la base de los programas de Gestión Integrada de Plagas (GIP) de cítricos en el Mediterráneo. Uno de los mayores riesgos para estos programas de GIP en cítricos es la llegada y establecimiento de plagas exóticas que no tienen agentes de control biológico autóctonos o naturalizados que los puedan controlar. Su establecimiento obliga a los agricultores a utilizar insecticidas de amplio espectro que son incompatibles con la GIP por su elevada toxicidad sobre los agentes de control biológico. Este es el caso de dos de las últimas especies de plagas invasoras en nuestros cítricos: Delottococcus aberiae (De Lotto) (Hemiptera: Pseudococcidae) y Trioza erytreae (Del Guercio) (Hemiptera: Triozidae). Delottococcus aberiae es un pseudocóccido originario del África subsahariana que fue detectado en nuestros cítricos por primera vez en el año 2009. Este pseudocóccido, al contrario de otras especies de cochinillas algodonosas, causa graves deformaciones y reducción de tamaño en los frutos atacados, lo que conlleva importantes pérdidas económicas. Hasta su detección en nuestros cítricos, D. aberiae no había sido citado anteriormente como plaga de cítricos. Desde el momento en que D. aberiae se estableció hasta la fecha, su control se ha basado únicamente en la utilización repetida de insecticidas de amplio espectro en primavera. En los programas de GIP, el control químico se debe limitar al momento en el que la plaga sobrepasa el Umbral Económico de Daños (UED) y Medioambiental (UEDM). Se entiende por UED la densidad poblacional mínima de plaga que origina daños económicos en el cultivo, considerando como daños económicos cuando los costes necesarios para evitar los daños en cosecha son iguales o superiores al valor económico de la pérdida de la cosecha. Los UEDM tienen además en cuenta los costes medioambientales que se producen. Para establecer estos umbrales, primero es necesario establecer un método fiable de muestreo que permita estimar la densidad poblacional de la plaga. En el caso de D. aberiae no se han desarrollado ni el método de muestreo ni los umbrales de tratamiento. A más largo plazo y especialmente en cítricos, el control de plagas exóticas debe priorizar el control biológico. Para ello el primer paso es identificar y determinar la eficacia de los agentes de control biológico nativos. Entre todos los agentes de control biológico, los depredadores y los parasitoides son los grupos más utilizados en el control de pseudocóccidos. Entre los parasitoides, los himenópteros pertenecientes a la familia Encyrtidae son los más importantes. Sin embargo, ninguna de las especies de encírtidos que parasitan a las especies de pseudocóccidos autóctonos han logrado parasitar eficazmente a D. aberiae debido a que el pseudocóccido encapsula los huevos puestos por los parasitoides. Entre todos los depredadores autóctonos o naturalizados de pseudocóccidos, Cryptolaemus montrouzieri Mulsant (Coleoptera: Coccinellidae) es el depredador estenófago más voraz. Desde su introducción en España en 1928 como agente de control biológico de Planococcus citri Risso (Hemiptera: Pseudococcidae), se encuentra de forma natural en los campos de cítricos mediterráneos y además se utiliza en el control biológico aumentativo de otras especies de pseudocóccidos. Sin embargo, se desconoce el efecto que C, montrouzieri tiene sobre las poblaciones de D. aberiae en campo. A diferencia de otras especies autóctonas de pseudocóccidos, D. aberiae migra desde la copa del árbol al suelo, un estrato en el que se pueden encontrar complejas redes tróficas de artrópodos. Entre éstos, los ácaros depredadores son unas de las especies edáficas más abundantes en cítricos donde se alimentan de otras plagas como los trips. No obstante, no existen referencias del potencial depredador de los ácaros edáficos sobre pseudocóccidos. La reciente llegada y expansión de la psila africana de cítricos T. erytreae por la costa portuguesa de la Península Ibérica es probablemente el mayor desafío al que se enfrenta actualmente la gestión integrada de plagas de cítricos en el Mediterráneo. Este psílido es el vector del Huanglongbing (HLB) o “greening”: la enfermedad más devastadora de los cítricos en el mundo porque no tiene cura. Trioza erytreae se detectó en la isla de Madeira (Portugal) en el año 1994 y en las Islas Canarias (España) en 2002. Hasta entonces, permanecía restringida a estas áreas no continentales, pero en 2014 fue detectada por primera vez en el continente europeo: en el noroeste de España y en el norte de Portugal. En estas regiones, los planes de erradicación no han tenido éxito debido a que se basan en la utilización del control químico y la mayor parte de los árboles infestados se encuentran en parcelas o jardines privados donde por cuestiones legales no siempre es posible tratar. En la actualidad T. erytreae sigue extendiéndose hacia el sur de Portugal, cerca del Algarve, una de las regiones de mayor producción citrícola en Portugal. Aunque el HLB no se ha detectado en Europa, el establecimiento del vector va seguido por la detección y expansión de la bacteria causante del HLB. Ante esta situación, el control biológico clásico puede ser una medida prometedora para prevenir la expansión de T. erytreae por las zonas citrícolas del Mediterráneo debido a que los enemigos naturales autóctonos no controlan sus poblaciones. En su lugar de origen, África subsahariana, los parasitoides son los enemigos naturales más eficaces de T. erytreae. Sus dos parasitoides principales son: Tamarixia dryi (Waterston) (Hymenoptera: Eulophidae) y Psyllaephagus pulvinatus Waterston (Hymenoptera: Encyrtidae). Psyllaephagus pulvinatus es un endoparasitoide y es la especie más común que parasita a T. erytreae en Camerún. En cambio, en el resto del continente africano, el ectoparasitoide T. dryi, es la especie más abundante y eficaz en el control de T. erytreae. De hecho, T. dryi se introdujo en los años setenta en las islas Reunión y Mauricio, donde controló las poblaciones de T. erytreae en pocos años. No obstante, T. dryi todavía no ha sido introducida en el continente europeo. 2. Objetivos El objetivo principal de esta tesis ha sido mejorar la gestión integrada de D. aberiae y T. erytreae en cítricos fomentando la utilización del control biológico. Con este propósito, a lo largo de esta tesis doctoral se abordaron los siguientes objetivos: i. Determinar los patrones de agregación de D. aberiae en cítricos, desarrollar un protocolo de muestreo eficaz para estimar la densidad poblacional y calcular los umbrales de daño económico y medioambiental. Capítulo 2. ii. Evaluar el potencial depredador del ácaro del suelo Gaeolaelaps (Hypoaspis) aculeifer (Canestrini) (Acari: Laelapidae) sobre D. aberiae en condiciones de laboratorio y semicampo. Capítulo 3. iii. Analizar el efecto del coccinélido Cryptolaemus montrouzieri Mulsant (Coleoptera: Coccinellidae) sobre los niveles poblacionales de D. aberiae en campo. Capítulo 4. iv. Desentrañar el complejo de parasitoides de T. erytreae en Sudáfrica y analizar diferentes aspectos de la biología de sus principales parasitoides. Capítulo 5. 3. Material y métodos 3.1. Cálculo de los patrones de agregación de D. aberiae, protocolo de muestreo y umbrales de daño económico y medioambiental. Para el desarrollo de un método de muestreo eficaz que permita estimar los niveles poblacionales de D. aberiae es necesario determinar con anterioridad el patrón de agregación espacial del pseudocóccido. Para ello, se tomaron muestras quincenalmente durante dos años consecutivos en hasta 19 parcelas infestadas de D. aberiae y en las que no se realizaron tratamientos químicos durante el periodo de muestreo. En cada parcela se muestrearon entre ocho y diez árboles, siendo en cada muestreo los mismos árboles muestreados. En cada árbol se recogieron cuatro brotes de unos 30 cm (uno en cada orientación del árbol y al azar) y una vez en el laboratorio se contabilizó la densidad poblacional de D. aberiae bajo la lupa, separando entre estadios. De cada brote, se seleccionaron al azar cuatro hojas y ocho frutos o flores en los que se contabilizaron también los individuos de D. aberiae. Para el cálculo del umbral económico de daños, se seleccionaron al azar 40 frutos por árbol y se registraron los daños durante el periodo de cosecha. Se consideraba que un fruto estaba dañado cuando presentaba deformaciones o reducción de tamaño, suficientes para su depreciación comercial. Para el cálculo de los patrones de agregación espacial poblacional se utilizó la ley de Taylor (Taylor´s power law). Los coeficientes de agregación calculados a partir de esta ley se obtuvieron para la primera y segunda generación de D. aberiae. Para el desarrollo de un protocolo de muestreo, solo se consideraron los frutos ya que el patrón de agregación en este árbol no presentó diferencias entre generaciones y porque, además, el fruto se suele muestrear para determinar los umbrales económicos de daño de otras plagas. De esta manera, en un mismo muestreo podríamos calcular si diferentes plagas han sobrepasado el umbral económico de daño. Los muestreos desarrollados fueron: el muestreo binomial y el muestreo enumerativo. El muestreo binomial estima las densidades poblacionales a partir de la presencia o ausencia del insecto en el fruto. Este muestreo es más fácil en comparación con el muestreo enumerativo y permite la toma de decisiones rápidas en los programas de GIP. Para el desarrollo del muestreo binomial se utilizaron el modelo de Wilson y Room y la ecuación de Kuno, considerando diferentes niveles de precisión. Por otro lado, el muestreo enumerativo establece el tamaño de muestra mínimo para una densidad media poblacional conocida. El muestreo enumerativo se ha calculado utilizando el método de Green. Por último, el UED se ha determinado con la fórmula de Pedigo y el UEDM según el criterio de Higley y Witersteen. 3.2. Evaluación del potencial depredador del ácaro del suelo G. aculeifer sobre D. aberiae en condiciones de laboratorio y semi campo. Para evaluar el potencial depredador de G. aculeifer sobre D. aberiae en condiciones de laboratorio, se aislaron 45 ácaros macho y 45 hembras de la misma edad y se sometieron a condiciones de ayuno. Pasadas 24 horas, se le asignó una dieta a cada ácaro: huevos de D. aberiae, ninfas de D. aberiae o ausencia de comida. Para cada dieta se realizaron 15 repeticiones por sexo. El número de presas vivas, muertas o consumidas se registró diariamente durante 14 días, reponiendo el alimento cada 24 horas. Además, se analizó la fertilidad de las hembras contabilizando la puesta de huevos cada día. A continuación, se realizó un ensayo de semicampo para determinar su eficacia. Se utilizaron 69 plántulas de Citrus volkameriana Tenore & Pasquale en macetas sobre las que se depositó un portaobjetos, cada uno con un ovisaco de D. aberiae. En 25 plantones se realizaron sueltas de unos 60 individuos de G. aculeifer. El número de ácaros depredadores e individuos de D. aberiae en el suelo se contabilizó diariamente. A los cinco días los cítricos se llevaron al laboratorio para determinar la infestación de D. aberiae. 3.3. Análisis del efecto del coccinélido C. montrouzieri sobre los niveles poblacionales de D. aberiae en condiciones de campo. El estudio tuvo lugar en nueve parcelas de cítricos, infestadas con D. aberiae. En cada parcela se eligieron al azar entre ocho y diez árboles. Estos árboles fueron muestreados quincenalmente (entre marzo y noviembre) y mensualmente (entre diciembre y febrero) durante dos años consecutivos. En cada árbol se muestreó la copa y el tronco. Para el muestreo de la copa, en cada árbol y al azar se cortaron cuatro brotes (uno por orientación) de unos 30 cm con flores o frutos. Las muestras se observaron bajo lupa binocular en el laboratorio. En cada brote se contabilizó el número de individuos de D. aberiae y de C. montrouzieri en el brote, cuatro de sus hojas y ocho de sus flores o frutos seleccionados al azar. El muestreo del tronco consistió en el conteo visual de individuos de D. aberiae y C. montrouzieri presentes en tronco (desde la parte más baja en hasta una altura de 60 cm) durante un periodo de dos minutos. El daño en fruto también se contabilizó. Para analizar la correlación entre los picos poblacionales del depredador-presa así como los del depredador, se utilizó el test de Kendall y para determinar el efecto de C. montrouzieri sobre D. aberiae se utilizó un modelo lineal de efectos mixtos. Para analizar el efecto a largo plazo de C. montrouzieri sobre las tasas de crecimiento de D. aberiae se representaron los valores de la pendiente obtenida en la relación entre las tasas de crecimiento de D. aberiae y las densidades de C. montrouzieri en función del incremento del tiempo. 3.4. Desentrañar el complejo de parasitoides de T. erytreae en Sudáfrica y analizar diferentes aspectos de la biología de sus principales parasitoides. El muestreo tuvo lugar en cuatro provincias citrícolas de Sudáfrica: Gauteng, Limpopo, Mpumalanga y el Cabo occidental. En total se muestrearon cinco parques públicos, 60 propiedades privadas y 65 parcelas citrícolas. En aquellas áreas donde se encontró T. erytreae se calcularon las tasas de parasitismo, se identificaron los parasitoides emergidos y la abundancia relativa de cada especie de parasitoide. Debido a la baja infestación de T. erytreae en algunas de las zonas muestreadas, se recolectaron entre 3 y 20 hojas por localidad y se transportaron al laboratorio. Una vez allí, se registró el número de psílidos parasitables (entre el segundo y quinto estadio ninfal) y parasitados. Cada psílido se individualizó hasta que el parasitoide emergió. Después se procedió a su identificación taxonómica. La tasa de parasitismo se calculó tomando el árbol como unidad muestral debido a que, al igual que otros psílidos, T. erytreae presenta un patrón de distribución espacial agregado. Una vez realizada la identificación taxonómica, ésta se verificó utilizando las secuencias de la citocromo oxidasa subunidad 1 (COI). Para ello, se amplificó el gen mitocondrial COI utilizando la técnica PCR y posteriormente se secuenció utilizando la técnica de Sanger. Las secuencias reverse y forward se ensamblaron en una secuencia consenso y se subieron al repositorio de genes GeneBank. Una vez obtenido el barcoding, utilizando el COI se analizaron las relaciones filogenéticas entre las dos especies de parasitoides: Tamarixia dry y Tamarixia sp., incluyendo a otras especies del mismo género: Tamarixia radiata (Waterston), Tamarixia drukyulensis Yefremova and Yegorenkov and Tamarixia trioza (Burks). Las secuencias se descargaron de GeneBank y las secuencias consenso de cada especie se alinearon utilizando el software Clustal Omega. Los posteriores análisis filogenéticos fueron realizados utilizando el software MEGA X y mediante el método Neighbor-Joining. La fiabilidad de nuestro árbol filogenético se evaluó con el test bootstrap con 10.000 réplicas y la distancia evolutiva fue calculada utilizando el Método Maximum Composite Likelihood. La dinámica poblacional de T. erytreae y sus parasitoides se determinó en una parcela de limoneros infestada situada en la Unidad Experimental de la Universidad de Pretoria. La parcela no se trató con insecticidas durante el periodo de muestreo (desde octubre a diciembre). El muestreo fue quincenal y consistió en la recogida de cinco hojas infestadas de T. erytreae por árbol. Las muestras se procesaron según la metodología descrita para el cálculo de las tasas de parasitismo. Además, se evaluó el efecto del tamaño del hospedador en la proporción de sexos de los parasitoides primarios T. dryi y Tamarixia sp., así como el efecto sobre el hiperparasitismo. El tamaño del hospedador se calculó según la fórmula del área de una elipse. Tanto la proporción de sexos como el hiperparasitismo se analizó utilizando un modelo lineal generalizado. Para estudiar la longevidad del parasitoide primario T. dryi y de su principal hyperparasitoide A. casssatus Annecke (Hymenoptera: Encyrtidae), se seleccionaron un total de 20 hembras y 12 machos de T. dryi y 14 hembras y siete machos recién emergidos de A. cassatus muestreados en la parcela experimental de la universidad de Pretoria. Los parasitoides se introdujeron en microtubos con una gota 1M de sacarosa, que se cambió cada dos días. La supervivencia de los insectos se comprobó diariamente. Las diferencias de longevidad entre especies y sexos se analizaron utilizando un modelo de regresión de Cox. 4. Resultados Los resultados del capítulo 2 muestran que D. aberiae presentó un patrón espacial agregado en todos los órganos del árbol y que la infestación en fruto comenzó a principios de primavera. El UED obtenido fue de 7,1% de frutos ocupados y un 12,1% en el UEDM. Considerando que el UEDM es el recomendable para una puesta a punto de un programa de GIP, 12,1% de frutos ocupados corresponde a 0,24 insectos por fruto. Con esta densidad, el número de frutos requeridos para alcanzar una precisión de (D=0,25, 0,30 y 0,35) es de 210, 140 y 105 respectivamente para el método enumerativo y 390, 275 y 200 para el muestreo binomial. Aunque el muestreo enumerativo necesita un menor número de frutos muestreados y presenta una mayor precisión, requiere de más tiempo y los frutos deben ser recolectados y examinados con una lupa binocular para poder contar los individuos de D. aberiae. Este proceso puede durar alrededor de seis horas. En cambio, el muestreo binomial no requiere recolectar los frutos y la ocupación del fruto por D. aberiae puede ser contabilizada con una lupa de mano. Por ello, recomendamos la utilización de este último método de muestreo. Los resultados del capítulo 3 muestran que, bajo condiciones de laboratorio, el ácaro del suelo G. aculeifer se alimentó de ninfas de D. aberiae. Tanto la tasa de depredación como la fecundidad de las hembras fueron significativamente mayores cuando el ácaro se alimentó de ninfas de D. aberiae que de sus huevos. En los ensayos llevados a cabo en condiciones de semicampo, se observó que la infestación de las plántulas de cítricos fue menor cuando se hicieron sueltas de G. aculeifer. Estos resultados muestran que el ácaro puede alimentarse de D. aberiae en los suelos citrícolas y que, por lo tanto, se debería fomentar la presencia de ácaros depredadores en el suelo entre finales de invierno y primavera. Los resultados del capítulo 4 evidencian que los niveles poblacionales de D. aberiae y de su depredador C. montrouzieri estuvieron sincronizados a lo largo de los dos años de estudio. Presa y depredador tuvieron dos máximos poblacionales: uno al inicio de primavera y otro en verano. A pesar de este solapamiento temporal, C. montrouzieri no pudo prevenir los daños provocados por D. aberiae en la fruta. Además, la tasa de crecimiento poblacional de D. aberiae no se correlacionó con la densidad poblacional de C. montrouzieri. No obstante, cuando se analizaron los dos años de muestreo consecutivos, el incremento poblacional de D. aberiae del segundo año estuvo negativamente correlacionado con la densidad poblacional de C. montrouzieri del verano del año anterior. Este último resultado demuestra que, aunque C. montrouzieri no es capaz de evitar los daños en fruto, puede ser un valioso agente de control biológico para reducir sus poblaciones a largo plazo. El capítulo 5 muestra que de entre todas las provincias de Sudáfrica muestreadas, solamente en la del Cabo occidental no se detectó la presencia de T. erytreae ni de sus síntomas. El complejo de parasitoides de T. erytreae estuvo formado por tres especies de parasitoides primarios: Tamarixia dryi (Waterston) (Hymenoptera: Encyrtidae), Psyllaephagus pulvinatus (Waterston) (Hymenoptera: Encyrtidae) y una nueva especie perteneciente al género Tamarixia. Entre ellas, T. dryi fue la especie más abundante pero su abundancia relativa difirió entre las zonas muestreadas. La dinámica poblacional del complejo de parasitoides muestra que la abundancia relativa de los parasitoides primarios fue mayor en el mes de octubre, pero decreció a favor de los hiperparasitoides en el mes de noviembre. El sexo de la descendencia de T. dryi y Tamarixia sp. dependió del tamaño de las ninfas de T. erytreae que parasitaron. Ambos parasitoides pusieron mayor proporción de hembras cuando las ninfas fueron mayores de 0,6 mm2 en el caso de T. dryi y de 1,2 mm2 para Tamarixia sp. Este resultado sugiere que T. dryi tiene mayor potencial que Tamarixia sp. porque pone una mayor proporción de hembras en los estadios iniciales del psílido. Las especies de parasitoides primarios fueron a su vez atacadas por tres especies de hiperparasitoides: A. cassatus Annecke (Hymenoptera: Encyrtidae), Marietta javensis (Howard) (Hymenoptera: Aphelinidae) y una especie del género Aphanogmus. Aphidencyrtus cassatus fue la especie más abundante entre los hiperparasitoides y emergió de los tamaños ninfales de T. erytreae de mayor tamaño. Por último, en el laboratorio se pudo determinar la longevidad del parasitoide T. dryi y del hiperparasitoide A. cassatus. Las hembras de ambas especies vivieron más de 30 días y presentaron una longevidad similar, lo que muestra el potencial problema que pueden suponer los hiperparasitoides en el programa de control biológico clásico. Como conclusión, los resultados obtenido en Sudáfrica corroboran que la introducción del parasitoide T. dryi en el continente europeo es una solución prometedora y, sobre todo económica, para reducir el avance de T. erytreae. 5. Conclusiones 5.1. Cálculo de los patrones de agregación de D. aberiae, protocolo de muestreo y niveles de daño económico y medioambiental. i. Delottococcus aberiae presentó un patrón de distribución espacial agregado en todos los órganos del árbol (rama, hoja y fruto) sin mostrar diferencias entre la primera y la segunda generación. ii. El daño en cosecha producido por D. aberiae estuvo correlacionado con la ocupación del fruto en el período en que se originan los daños (primavera). iii. Los UED y UEDM fueron establecidos en 7,1% y 12,1% respectivamente muestreando 275 frutos con el muestreo binomial y 140 frutos con el método enumerativo. iv. Considerando nuestros resultados, recomendamos muestrear aleatoriamente 275 frutos por parcela quincenalmente entre la caída de pétalos y el mes de julio y realizar un tratamiento químico solamente cuando el 12% de los frutos estén ocupados por D. aberiae. 5.2. Evaluación del potencial depredador del ácaro del suelo G. aculeifer sobre D. aberiae en condiciones de laboratorio y semi campo. i. Gaeolaelaps aculeifer depredó preferiblemente ninfas de primer estadio de D. aberiae. Las hembras del ácaro fueron más voraces que los machos. ii. La presencia de G. aculeifer en condiciones de semicampo redujo a la mitad los niveles de infestación de D. aberiae en plantones de cítricos. iii. El control biológico por conservación de G. aculeifer y otros ácaros depredadores del suelo puede contribuir a reducir las poblaciones de D. aberiae en suelo en primavera. 5.3. Análisis del efecto del coccinélido C. montrouzieri sobre los niveles poblacionales de D. aberiae en condiciones de campo. i. Las dinámicas poblacionales de C. montrouzieri y de su presa D. aberiae estuvieron sincronizadas durante los dos años consecutivos de muestreo de campo. Ambas especies presentaron dos máximos poblacionales al año: uno en primavera y otro en verano. Sin embargo, el depredador no fue capaz de evitar los daños en fruto producidos por D. aberiae en primavera. ii. Cryptolaemus montrouzieri no redujo las poblaciones de D. aberiae en ese mismo año pero su abundancia en verano afectó a la densidad poblacional de D. aberiae del año siguiente. iii. La utilización de C. montrouzieri como agente de control biológico de D. aberiae se debería considerar como complemento a un programa de control biológico clásico basado en la introducción de un parasitoide específico de D. aberiae. 5.4. Desentrañar el complejo de parasitoides de T. erytreae en Sudáfrica y analizar diferentes aspectos de la biología de sus principales parasitoides. i. El complejo de parasitoides nativos de T. erytreae en Sudáfrica lo formaron tres especies de parasitoides primarios: T. dryi, P. pulvinatus y otro parasitoide del género Tamarixia. Nuestros análisis moleculares muestran que se trata de una nueva especie, cercana filogenéticamente a T. dryi. ii. Tamarixia dryi fue la especie más abundante de parasitoide primario pero su abundancia relativa varió entre zonas muestreadas. iii. La proporción de machos/hembras de T. dryi y Tamarixia sp. disminuyó con el aumento de tamaño de T. erytreae y estuvo desviada a una mayor proporción de hembras cuando el psílido tuvo un tamaño mayor a 0,6 y 1,2 mm2, respectivamente. iv. Los parasitoides primarios fueron atacados por tres especies de hiperparasitoides: A. cassatus, M. javensis y una especie del género Aphanogmus. Aphidencyrtus cassatus fue la especie más abundante de hyperparasitoides y emergió de tamaños más grandes de ninfas de T. erytreae. v. Nuestros resultados confirman que el parasitoide T. dryi es el mejor candidato para ser introducido en España para el control biológico clásico de T. erytreae. Sin embargo, la presencia de hiperparasitoides en España podrían comprometer la eficacia de T. dryi como agente de control biológico de T. erytreae, al igual que ocurre en Sudáfrica.es
dc.language.isoeses
dc.rightsAtribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España*
dc.rightsAtribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España*
dc.rights.urihttp://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/3.0/es/*
dc.subjectDelottococcus aberiaees
dc.subjectTrioza erytreaees
dc.titleReducing the impact of the two invasive pests, Delottococcus aberiae (De Lotto) (Hemiptera: Pseudococcidae) and Trioza ertreae (De Guercio) (lyemipteraH: Triozidae), by strengthening sustainability and biological control in Mediterranean citrus.es
dc.typedoctoralThesises
dc.authorAddressInstituto Valenciano de Investigaciones Agrarias, Carretera CV-315, Km. 10,7 - 46113 Moncada (València)
dc.contributor.institutionUniversidad de València-Facultad de Ciencias Biológicas/Departamento de Zoología.es
dc.entidadIVIACentro de Protección Vegetal y Biotecnologíaes
dc.page.final225es
dc.source.typeelectronicoes
dc.subject.agrisH10 Pests of plantses
dc.subject.agrisH20 Plant diseaseses
dc.subject.agrovocTriozaes
dc.subject.agrovocPseudococcidaees
dc.type.hasVersionpublishedVersion


Files in this item

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España
Except where otherwise noted, this item's license is described as Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España